Una Universidad de Emprendedores

Entrenamiento de Fortalezas vs Capacidades en la Universidad

emprender-bootstrapping

En la situación actual, ser emprendedor es una carrera de fondo, en la que estar entrenados y preparados no debe ser una oportunidad sino una necesidad. No sólo basta con una buena idea, sino que intervienen muchos factores, entre ellos, los que radican en el entorno y la situación económica. Pero, ¿qué ocurre con las habilidades y las fortalezas de un emprendedor?

Según los últimos datos publicados por el Banco Mundial sobre el índice de facilidad para hacer negocios, España ocupa el puesto 33. En esta lista destacan países europeos como Noruega, Finlandia o Reino Unido. Curiosamente en estos países las universidades fomentan la creación de empresas y el entrenamiento del emprendedor, haciendo especial hincapié en aquellos conocimientos, habilidades  y competencias que debe tener el emprendedor y que deben impactar en el desarrollo de su organización.

Emprender  en España requiere el doble de trámites y tiempo que en los países con mayores ingresos de la OCDE (informe de Spotcap)


Si tenemos en cuenta estos datos, resulta más interesante indagar e investigar en cuáles son las fortalezas personales que debe tener un emprendedor en nuestro país y cómo la universidad cumple un papel fundamental en esta labor.

La Comisión Europea en su Libro Verde del Espíritu Emprendedor en Europa (2003) ya recogióque el objetivo principal de las universidades debía ser lograr que más personas deseen convertirse en empresarios y se preparen para ello.

“Si nuestra sociedad precisa de un mayor número de emprendedores, entonces será necesario incidir sobre estas variables que componen el perfil psicosocial del emprendedor universitario” (Comisión Europea , 2003)

 Seligman apuntaba que no debemos dedicar demasiados esfuerzos a corregir debilidades, sino que el éxito procede más del desarrollo y el ejercicio de las fortalezas personales (La autentica felicidad, 2011). Creemos que ésta debe ser la clave del entrenamiento de la figura de emprendedor en las universidades españolas. Preparar para la vida empresarial, no sólo con la impartición de conocimientos empresariales y asesoramiento sobre trámites, edificios incubadoras, concursos universitarios como el spin-off, etc. sino también con el diseño de programas de rigor basados en el desarrollo y potenciación de las fortalezas quefavorecen el desarrollo de ideas,  la creación de una empresa y el mantenimiento con éxito de la misma.

Mejorar las fortalezas de las personas hace referencia a la voluntad y prácticamente todos podemos, con esfuerzo y un adecuado entrenamiento, mejorar nuestra voluntad. Una fortaleza es un rasgo, una característica psicológica que se presenta en situaciones distintas y a lo largo del tiempo. Las fortalezas son medibles y adquiribles, y es aquí dónde está la clave, en el desarrollo de programas de entrenamiento de desarrollo de fortalezas y habilidades emprendedoras.

Resulta interesante conocer el porcentaje de estudiantes universitarios españoles que tienen mayor intención de crear su propia empresa frente a trabajar por cuenta ajena. Según un estudio publicado en la Revista de Psicología del Trabajo y las Organizaciones, solamente el 11.5% de los estudiantes universitarios españoles muestra un mayor interés por el autoempleo o emprendimiento, frente al resto, que desea incorporarse a una empresa privada o ingresar en la Administración Pública.

La formación empresarial es una de las palancas para reducir las tasas de mortalidad de las empresas y generar empleo de calidad. Así lo indica el informe 2014 Fundación BBVA-Ivie Crecimiento y competitividad.

Entonces, ¿qué deben hacer las universidades para potenciar la labor emprendedora? La respuesta que proponemos es el diseño e implementación de Programas de Psicología Organizacional Positiva. Basados en el entrenamiento de las fortalezas del carácter del emprendedor, siguiendo un modelo con rigor, como el propuesto por Seligman y Peterson (2004) de las 24 fortalezas del carácter. Partir de este modelo para hacer una selección de aquellas fortalezas del carácter que potencie la intención emprendedora de los jóvenes universitarios en España y realizar un  seguimiento de los resultados.

¿Conseguiremos la implementación de este cambio de perspectiva?

 

Referencias:
Comisión Europea (2003). Libro Verde del Espíritu Empresarial en Europa.
Informe Fundación BBVA-Ivie (2014). Crecimiento y Competitividad, los retos de la recuperación.
Informe GEM (Global Entrepreneurship Monitor). http://www.gem-spain.com
Moriano, J. A., Palacio, F. J., Morales, J. F. (2006). El perfil psicológico del emprendedor universitario. Revista de Psicología del Trabajo y de las Organizaciones, 22 (1), 75-99.
Seligman, M. (2011). La autentica felicidad. Barcelona: Ediciones B.

 

 

 

 

 

Etiquetado con: , , ,
Publicado en Psicología Positiva

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>