®emopedia:
glosario de términos útiles

Inteligencia emocional (Mayer y Salovey, 1997): La habilidad para percibir, valorar y expresar emociones con exactitud, la habilidad para acceder y/o generar sentimientos que faciliten el pensamiento; la habilidad para comprender emociones y el conocimiento emocional y la habilidad para regular las emociones promoviendo un crecimiento emocional e intelectual” (Mayer y Salovey, 1997, p. 10).

Inteligencia emocional (Bar-On, 1997): Es un conjunto de capacidades no-cognitivas, competencias y destrezas que influyen en nuestra habilidad para afrontar exitosamente las presiones y demandas ambientales” (Bar-On, 1997, p.14).

Inteligencia emocional (Goleman, 1995): IE incluye auto-control, entusiasmo, persistencia, y la habilidad para motivarse a uno mismo… hay una palabra pasada de moda que engloba todo un abanico de destrezas que integran la IE: el carácter” (Goleman, 1995, p.28).

Emoción: Fenómeno psicofisiológico que representan modos eficaces de adaptación a ciertos cambios de las demandas ambientales que implican experiencias subjetivas específicas; activación de pensamientos relevantes, especialmente relacionadas con tomar una acción relacionado contigo o el ambiente; coordinación motora de nuestro cuerpo preparado para una reacción (lucha, huida…) y evaluación de la situación actual. Etimológicamente, emoción significa impulso que induce hacia la acción.

Inteligencia: Conjunto de habilidades que nos ayudan a comprender y resolver problemas procesando información que implica: Razonar con conceptos abstractos (inteligencia fluida), almacenar en memoria información de forma organizada (inteligencia cristalizada); Aprender y procesar información relevante rápidamente; absorber información a través de los canales perceptuales y sensoriales.

Percepción emocional: Habilidad para percibir las emociones propias y ajenas, así como percibir emociones en el arte, fotografía, música y otros estímulos.

Facilitación emocional: Habilidad para generar y sentir emociones y emplearlas en los procesos cognitivos de toma de decisiones.

Comprensión emocional: Habilidad para comprender la información emocional, comprender cómo las emociones se combinan, progresan y apreciar el significado emocional de los eventos.

Regulación emocional: Habilidad para estar abierto, modular nuestros sentimientos y los de los demás y promover el crecimiento personal y emocional.

Autoeficacia emocional/Inteligencia emocional percibida: Creencia percibida de las personas sobre su capacidad para percibir y prestar atención a sus estados de ánimo y emociones, su capacidad para discriminar entre ellos y comprender sus causas y consecuencias, así como su capacidad para regularlos.

Empatía: Habilidad para percibir y comprender los sentimientos y emociones de otra persona como si se estuviera en la misma situación vivida por esa persona. Supone el saber ponerse en lugar del otro para entender su punto de vista, intentando experimentar de forma objetiva y racional lo que siente otro individuo.

Altruismo: Comportamiento prosocial que una persona lleva a cabo sin considerar sus propios intereses o seguridad.

Catarsis: Proceso de expresar emociones que se sienten pero que normalmente son fuertemente reprimidas.

Estrés crónico: Estado continuado de activación en el cual el individuo percibe que las demandas ambientales son mayores que los recursos internos/externos disponibles para manejarlos.

Evaluación cognitiva: Referido a las emociones, el proceso a través del cual la activación fisiológica es interpretada respecto al contexto en el cual es experimentada, también se refiere al reconocimiento y evaluación de un estresor para calibrar la demanda, el tamaño de la amenaza, los recursos disponibles para manejarlas y las estrategias de afrontamiento apropiadas.

Afrontamiento: Proceso de manejo de las demandas internas o externas que son percibidas como estresantes o amenazantes.

Inteligencia cristalizada: Faceta de la inteligencia que incluye el conocimiento que una persona tiene ya adquirido y la habilidad para acceder a ese conocimiento, medido con test de evaluación general, de vocabulario o aritmética.

Creatividad: Habilidad para generar ideas o productos que son novedosos y apropiados a las circunstancias.

Toma de decisiones: Proceso de elegir entre alternativas, seleccionando o rechazando entre las opciones disponibles.

Inteligencia fluida: Faceta de la inteligencia que implica la habilidad para ver relaciones complejas y resolver problemas.

Factor G: De acuerdo a Spearman, el factor general de inteligencia subyacente a todas las ejecuciones inteligentes.

Síndrome general de adaptación: Patrón de mecanismos fisiológicos adaptativos no específicos que ocurren en respuesta a una continua amenaza ante casi cualquier estresor importante.

Dinámica grupal: El estudio de cómo los procesos grupales cambian el funcionamiento de los individuos.

Polarización grupal: La tendencia de los grupos a tomar decisiones que son más extremas que las decisiones que tomaría cada miembro actuando solos.

Pensamiento grupal: La tendencia en decisiones grupales a filtrar información indeseable para alcanzar un consenso, especialmente si está en línea con la visión del líder.

Cociente intelectual (CI): Índice derivado de los test estandarizados de inteligencia, originalmente obtenido de dividir la edad mental del individuo por su edad cronológica y luego multiplicar por 100, y que proporciona directamente la puntuación de un test de CI.

Síndrome de estar quemado por el trabajo: Síndrome laboral compuesto por los síntomas de cansancio, despersonalización, y falta de realización personal, frecuentemente experimentando por profesionales que trabajan en ocupaciones de alto estrés.

Aprendizaje: Un proceso basado en la experiencia que deviene en un cambio relativamente permanente de nuestros comportamientos.

Motivación: Proceso de inicio, dirección o mantenimiento de actividades físicas y psicológicas, que incluye mecanismos implicados en la preferencia por una actividad sobre otras, así como la energía y persistencia en dicha actividad.

Solución de problemas: Pensamiento dirigido hacia la solución de problemas específicos que va desde un estado inicial hacia un estado objetivo por medio de un conjunto de operaciones mentales.

Razonamiento: Procesos de pensamiento en el cual las conclusiones son derivadas de un conjunto de hechos, pensamiento dirigido hacia un objetivo o meta determinada.

Auto-concepto: Modelo mental de una persona sobre sus habilidades y atributos.

Auto-eficacia: Conjunto de creencias de que una persona puede realizar un desempeño adecuado en una situación particular.

Auto-estima: Actitud valorativa generalizada hacia uno mismo que influye en el estado de ánimo y el comportamiento y que ejerce un efecto poderoso en un amplio rango de conductas personales y sociales.

Estrés: Patrón de respuestas específicas que un organismo realiza ante un evento que afecta su equilibrio y pone a prueba o excede su habilidad de afrontamiento.

Rasgo: Cualidad o atributo personal duradero que influye en nuestra conducta a través de las situaciones.

Patrón de conducta tipo A: Patrón complejo de comportamientos y emociones que se caracteriza por un énfasis excesivo en la competición, agresión e impaciencia. Esta hostilidad se ha asociado a un incremento del riesgo de enfermedades coronarias.

Patrón de conducta tipo B: Comparado con el tipo A, patrón menos competitivo, agresivo y menos hostil de comportamiento y emociones.

Patrón de comportamiento tipo C: Constelación de comportamientos que puede predecir una mayor probabilidad de que el individuo pueda desarrollar enfermedades oncológicas, estos comportamientos incluyen aceptación pasiva y auto-sacrificio.


Para aquellos interesados en consultar un glosario específico de términos laborales y organizacionales, ver los siguientes links:

Parte 1
Parte 2
Parte 3